Ante la nueva agresión de significación “pseudo-feminista” con daños en nuestra sede, Alarde Fundazioa Hondarribia denuncia enérgicamente los continuos ataques que recibe por parte de un sector radical que no puede permitirse desvincular la celebración legítima del Alarde, con los problemas reales y serios de igualdad entre las personas y el respeto hacia las mujeres.

Los últimos años, la violencia se ha visto claramente reflejada también el día 8 de septiembre, hacia mujeres y niñas simpatizantes del Alarde.

Estás actitudes fascistas e intolerantes son precisamente las que más perjudican a las mujeres víctimas del maltrato y la violencia. Alarde Fundazioa muestra su solidaridad y ofrece su colaboración para erradicar esta barbarie que está dejando miles de víctimas y por fortuna también supervivientes en un difícil camino lleno de impedimentos, muchos favorecidos por estos grupos radicalizados cegados por su odio e incapacidad para imponer su opinión y métodos.

También debemos exigir que las instituciones condenen públicamente estos actos violentos, que no tienen otro objetivo que intimidar y limitar las libertades de las personas.

 

ALARDE FUNDAZIOA HONDARRIBIA